Injerto Capilar FUSS

Injerto capilar Técnica FUSS

 

El injerto de cabello y sus técnicas han sufrido una evolución a gran escala desde que se comenzaron a realizar. Gracias al desarrollo de los procedimientos, esta intervención resulta alcanzable para un número mayor de personas, ya que los precios han disminuido considerablemente.

Podemos diferenciar entre dos tipos de técnicas: Método de la tira o FUSS y el método FUE.

En este apartado comentaremos las características del proceso a seguir cuando el injerto se realiza con la técnica FUSS.

En este caso, se realiza un pequeño corte con bisturí en la parte trasera de la cabeza, de dónde se extraerá una fina capa de cuero cabelludo, con los folículos necesarios para el trasplante. Este procedimiento, deja una pequeña cicatriz que es cubierta cuando el pelo crece, por este motivo lleva una recuperación un poco más lenta y delicada que en la técnica FUE.

Una vez extraída la tira, se realiza la inserción del pelo en la zona receptora para ocultar los signos de la calvicie. Cuando la cirugía capilar ha terminado, el paciente debe recibir las indicaciones pertinentes por parte de su médico para un adecuado postoperatorio y recuperación.

Sea cual sea la técnica elegida para la cirugía capilar, siempre debe estar controlada y supervisada por un médico experto en salud capilar.