Siete mitos sobre los injertos capilares que deberías conocer

admin 28/01/2019 No hay comentarios

Siete mitos sobre los injertos capilares que deberías conocer

Hoy en día, gracias a nuestro móvil o nuestro ordenador, disponemos de una gran cantidad de información con unos pocos clics. Hay que ser conscientes que alguna de esta información que podamos encontrar puede no ser del todo cierta.

La calvicie es una patología que cada vez afecta a un número mayor de personas y que no entiende de sexos. Hablamos de una intervención médica, lo que produce que el paciente quiera información completa, veraz y trasparente del proceso a seguir.

Por estas razones, en este artículo vamos a aclarar algunos de los mitos y verdades de la salud capilar.

1-     Todo el mundo puede realizarse un injerto de pelo.

NO todo el mundo es apto para un injerto de pelo. Antes de comenzar con el proceso, tu caso debe ser valorado por un experto en salud capilar y determinar si tu alopecia puede revertirse con un trasplante de cabello.

Existen diferentes tipos de alopecia. Sólo en los casos en los que se trate de una calvicie androgenética, la cirugía tendrá un efecto natural y permanente.

2-     Es sólo cosa de hombres.

Este es un rumor bastante extendido en nuestra sociedad. El injerto capilar NO es sólo cosa de hombres.

Normalmente, la alopecia de los hombres suele ser más visible que la de las mujeres. Pero no significa que la pérdida de cabello en mujeres no exista. La alopecia femenina normalmente suele manifestarse con una pérdida de volumen generalizada por todo el cabello.

Hoy en día, existe solución a la calvicie femenina, pero como hemos explicado antes, tu caso debe ser valorado por un experto que determine si eres acto o no para un injerto.

3-     La operación es muy dolorosa.

Se trata de un proceso poco intrusivo e indoloro. Por ello, el paciente apenas siente unas pequeñas molestias durante el proceso.

Por las características que tiene se utiliza anestesia local en vez de anestesia general, lo que conlleva que el paciente esté consciente durante toda la intervención, pero no sentirá dolor. Además, gracias a las particularidades de esta intervención, la recuperación y el postoperatorio son rápidos y sin complicaciones, siempre que se sigan las indicaciones médicas.

4-     Es un proceso muy caro.

El precio depende de tu grado de alopecia y las características de tu caso. El importe de un injerto capilar también puede variar, según la técnica a seguir durante el proceso.

En PayHair disponemos de una gran variedad de clínicas y doctores, dónde mediante una valoración previa de tu caso, puedes decidir el lugar de tu operación según precio, técnicas y proximidad.

 

5-     El pelo implantado se vuelve a caer.

Someterse a un injerto capilar es poner solución a tu calvicie de forma permanente, ¡Eso sí! Siempre y cuando sigas las indicaciones del médico capilar y tomes la medicación pertinente.

Esto se debe a que el pelo injertado se selecciona de la nuca y de las zonas occipitales (zona lateral de la cabeza). Este pelo extraído y seleccionado de la zona donante, posee un ADN  diferente que el de la parte superior de la cabeza, lo que le hace inmune a la caída. Esto implica que el pelo injertado no se vuelva a caer y quede un resultado natural y duradero.

6-     Es un procedimiento con riesgo.

Como hemos comentado, se trata de una cirugía indolora y poco intrusiva. Además, para el proceso se utiliza anestesia local sólo en aquellas zonas a tratar. Ésto produce que el riesgo para el paciente sea casi inexistente.

El paciente siempre estará monitorizado durante toda la operación, para detectar cualquier tipo de anomalía o complicación. El proceso dura unas pocas, lo que conlleva que el paciente no necesite hospitalización y salga del quirófano por su propio pie, una vez ha eliminado la anestesia.

7-     El trasplante capilar deja marcas.

Esto no es del todo cierto. Dependiendo de la técnica utilizada por el especialista, el trasplante de pelo puede dejar una pequeña cicatriz en la parte de la nuca.

Si la técnica elegida, es la técnica FUSS, SÍ que quedará una cicatriz en la parte trasera de la cabeza. Esta cicatriz con el paso del tiempo es casi imperceptible, ya que el pelo al crecer la cubre por completo.

Por el contrario, la técnica FUE, sólo al alcance de los equipos médicos más especializados, NO deja ninguna marca tras el postoperatorio. Esto se debe que al contrario que la técnica FUSS, el pelo es extraído de unidad en unidad, lo que deja una pequeña costra que al cabo de unos pocos días se caerá sin dejar señal.

La elección del especialista es una parte muy importante en el proceso de decisión, ya que en el mundo de la cirugía capilar existen equipos profesionales más especializados que ofrecen mejores resultados.

Por ello, antes de someterte a cualquier cirugía capilar, asegúrate de que la información que posees es objetiva, veraz y trasparente.

 

Categories :
Etiquetas :